10 mitos falsos sobre el vino

El vino está presente en nuestras vidas en esa copa que acompaña nuestra cena, celebraciones y citas con esa persona especial.

 Hoy vamos a aclarar algunas cuestiones sobre nuestra bebida nacional que se dan por ciertas en el imaginario popular y no lo son.

1)Los pescados y el vino tinto son incompatibles. FALSO! No todos los vinos tintos son corpulentos y densos así como no todos los pescados son livianos y suaves. Por ejemplo, un Pinot Noir marida perfectamente con un pescado graso como el salmón o el atún.

2)Los vinos blancos a la heladera y los tintos, a la mesada. FALSO! Todo vino una vez abierto, debe guardarse en la heladera para su óptima conservación.

3)A botella más pesada, mejor vino. FALSO! Es un recurso de marketing que eligen algunas bodegas pero que no hace necesariamente a la calidad del vino.

4)Todo vino mejora con el tiempo. FALSO! Hay vinos que se producen para ser consumidos en el mismo año de su cosecha y no soportan guarda.

5)Los espumosos, sólo para el brindis. FALSO! Gracias a su variedad de estilos y versatilidad, estos vinos pueden acompañar todo el menú e inclusive se sienten más cómodos al principio, como aperitivo.

6)El vino tinto se bebe a “temperatura ambiente”. FALSO! La temperatura veraniega es catastrófica para nuestro querido tintillo. Un rango medio de 16/18 grados es la temperatura ideal.

7)Los sulfitos del vino causan dolor de cabeza. FALSO! La mayoría de los vinos tiene cantidades de sulfito muy bajas como para hacernos padecer ese malestar. Lo más probable es que nos duela la cabeza por haber tomado demasiado alcohol y no por los sulfitos. A beber con moderación!

8)Todos los vinos deben decantarse. FALSO! Depende, ya que muchos vinos no necesitan oxigenarse ni se benefician con el decantado.

9)Los vinos orgánicos son menos “sabrosos” y de peor calidad. FALSO! Cada vez más bodegas están eligiendo cuidar al máximo sus viñedos respetando su entorno y la naturaleza. Los vinos orgánicos no se diferencian a los habituales en cuanto a colores, aromas y sabores.

Y por último… Necesito saber mucho de vinos para poder disfrutarlos. FALSO! El mejor vino es aquel que nos gusta, que nos huele y sabe bien. No necesitas de un diploma para disfrutar de una buena copa. SALUD!!!